Máximo Óptimo

Publicado el 4 septiembre, 2013 en Alumnos

Cuando se fundó la escuela Antón Fernández estaba en el inventario y aquí sigue desde entonces. Un habitual en los cursos del Estudio Hernán Gené.

Si actuaba en la calle para pagar sus clases o si venía a las clases porque actuaba en la calle eso no lo sabemos.

Lo que sí sabemos es que Antón es equilibrista y payaso y que desde hace años le da de comer su clown Máximo Optimo; un idiota que es feliz cuando le incordian o se mete en problemas.

Algunos le conoceréis porque se deja mucho ver por las plazas y parques de Madrid.

Sostiene Antón que Hernán Gené le enseño a esperar, a estar tranquilo pero alerta, a identificar la promesa dramática , a estirarla, a trabajar desde la verdad, a no fingir, a disfrutar jugando, a vivir el fracaso, a contar hasta tres, a tomarse tiempo y pensar, a seguir el impulso, a no hacer nada y a tener presencia, a mirar, a sentarse en una silla, a encontrar problemas y a enredarse en ellos, a intuir cuando comienza el efecto cómico y cuando ha terminado, a escuchar al público, a tratar con amor el trabajo y a cuidar los detalles.

En palabras de Antón – Después de haber pasado por la escuela y de haber actuado cientos de veces en plazas grandes y en pueblos pequeños siempre trato de no olvidar lo que Hernán Gené me ha enseñado mientras espero el instante mágico donde se olvida todo y solo existe el momento.

Estudio Hernán Gené :: Alumnos

Estudio Hernán Gené :: Alumnos

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *